Serie de diccionarios de bolsillo

Estos libritos son muy útiles.

Dicc Boldillo Est Biblicos

A continuación, unos ejemplos de las definiciones que incluye el libro.

crítica textual. La disciplina de los expertos que trata de fijar un texto tan cercano a los originales como sea posible o probable (conocida también como baja crítica). Puesto que ya no tenemos ninguno de los manuscritos originales, o «autógrafos», los expertos deben organizar y evaluar las copias de las que disponemos, con sus variantes de texto. Por ejemplo, es corriente que se produzcan errores cuando se confunden entre sí las letras (en hebreo, la dálet [a] y la res [ø] se confunden con facilidad), cuando se omiten letras y palabras (haplografía; homoiotéleuton) o se escriben más de una vez (ditografía), y cuando se transponen letras (metátesis) o se yuxtaponen las de palabras o textos paralelos. La crítica textual no solo analiza los manuscritos y los fragmentos en busca de errores de los copistas, sino que también tiene en cuenta las traducciones más tempranas (como la Vulgata o la Peshitta) y los leccionarios, a causa de su testimonio acerca del texto. Por ejemplo, algunas veces la Septuaginta tiene un texto que parece más antiguo, o más cercano al que piensan los expertos que fue el texto original de la Biblia Hebrea, y pueden formar la base para una enmienda (una corrección de un texto que parece haber sido corrompido durante su transmisión). No obstante, no siempre está claro cuándo una traducción antigua está conservando un texto diferente o presentando una palabra o un versículo de una forma más comprensible. La crítica textual suele ser considerada como la más objetiva de las diversas críticas bíblicas, porque hay unas reglas claras que gobiernan la fijación de los textos. Con todo, los juicios acerca de toda lectura textual involucran siempre un elemento de interpretación, de manera que siguen existiendo los desacuerdos. Véase también rollos del mar Muerto; Tárgum.

Tárgum. Traducción e interpretación aramea, tanto oral como escrita, de la Biblia Hebrea (de la palabra hebrea que significa «paráfrasis»; pl., Targumim). Cuando los judíos regresaron del exilio babilónico, el arameo surgió como la lengua común del pueblo. Así, cuando se leían las Escrituras en las sinagogas, el lector (mturgman, «intérprete») proporcionaba unas paráfrasis en arameo. Estas paráfrasis fueron transmitidas de una generación a otra, y finalmente se escribieron a partir del siglo III d.C. Ya en el siglo V, había dos Tárgumes que se habían vuelto corrientes: el Tárgum Onqelos sobre la Torá, y el Tárgum Jonathan sobre los Profetas. Los Tárgumes son testigos importantes del texto bíblico en este período temprano de transmisión, pero a causa de su libertad para exponer el texto, son igualmente importantes en cuanto a la forma en que la comunidad judía interpretaba el texto. Véase también crítica textual.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Serie de diccionarios de bolsillo

  1. sionbv dijo:

    Hola Peter esperando estés bien, gracias como siempre por tus buenas recomendaciones, me podrías decir que editorial lo distribuye.
    Bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s