Todo comienza con Jesús (3)

Kinlaw Jesus better

¿Por qué Dios coloca un valor tan elevado sobre nosotros y las posibilidades de entrar a su vida? Nuestro valor y propósito no son inherentes sino el resultado de la misma naturaleza de aquel que nos hizo. De aquel que nos hizo en amor; por ende, las obras de sus manos son expresiones de su amor. Una ilustración de esto es el término que Dios utiliza para describir a su pueblo en Éxodo 19:5 «mi tesoro especial», este es un término hebreo cargado de ternura que nos habla de un objeto lleno de belleza, valor y deleite. Dios no sacó a su pueblo de la esclavitud egipcia para que llegaran a ser libres únicamente. Tampoco los llevó a Canaán para que pudieran vivir vidas en plenitud. Dios los trajo hacia sí mismo: «como os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí» (Éxodo 19:4).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dennis F. Kinlaw y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s