Twelve Months of Sundays

Por falta de tiempo, estoy atrasado con la traducción de estas lecturas.

12 months NTW

El Quinto Domingo de Pascua

Hechos 7.55-60 – 1 Pedro 2.2-10 – Juan 14.1-14

Nunca he tenido muy claro lo que quiso decir Jesús cuando dijo ‘Ustedes harán obras mayores que estas, porque yo vuelvo al Padre’. Pero sí estoy seguro que no quiso decir ‘ustedes harán obras menores que estas’. Es un cliché viejo; pero los que antes decían ‘Esperen grandes cosas de Dios’ o ‘Intenten grandes cosas para Dios’ encontraban en Juan mucho más fundamento que los que simplemente quieren mantenerse al margen [en la banda] donde unas cuantas pequeñas actividades cristianas pueden tener lugar sin causar un alboroto. Conforme el mundo sigue demostrando su impotencia ante el mal, ¿no es tiempo de tomar a Jesús a su palabra?

Esta promesa es acompañada por otras, igualmente notables. Muchas moradas, amuebladas y listas. Conocer al Padre –hasta verlo, algo que nadie esperaba hacer en esta vida– es posible a través de Jesús. Y la promesa sencilla y abrumadora acerca de la oración: lo que pidan en mi nombre, yo lo haré. Mucho del cristianismo estándar, en todas las secciones y partes de la Iglesia, ha ajustado el enfoque justo lo suficiente para que, en vez de ver todo esto claramente, vemos la imagen general pero todo es bastante borroso. No estamos del todo seguros de nuestro destino final. Realmente no esperamos lograr ver a Dios al ver, larga y fijamente, a Jesús (si no fuera así, ¿por qué no lo haríamos?). Y no oramos por cosas definitivas sólidas y sustanciales que al Padre le traerán gloria en el Hijo.

A las grandes afirmaciones al principio del capítulo también se les resta importancia en nuestros cristianismos tibios y poco entusiastas. Se nos dice que Jesús no pudo haber dicho que Él era el camino, la verdad y la vida. Muchos ahora hacen de esa negación el tabú de una nueva ortodoxia. (Esto, desde luego, es lo mismo que decir que la Ilustración, o quizás el mundo posmoderno, es ‘el camino, la verdad y la vida’; ¿es eso menos ‘arrogante’, la palabra que se usa normalmente para describir Juan 14:6?) No queremos que nuestra propia cosmovisión sea perturbada por la afirmación de que Jesús eclipsó a todo lo demás.

Lo cual fue, desde luego, lo que Esteban hizo con la cosmovisión de los sumo sacerdotes y los fariseos de línea dura. El Templo está siendo juzgado, dijo; Israel siempre ha rechazado a sus gobernantes enviados por el cielo y lo ha hecho nuevamente, de una vez por todas. Eso habría sido arrogante, una bravuconada, si no fuera por el hecho de que estaba hablando de Jesús; en realidad, su tono era de sufrimiento, de perdón. En la gran tradición judía del martirio, los que estaban muriendo maldecían a sus perseguidores; el primer mártir cristiano siguió el ejemplo de su Señor al pedir que se les perdonara. ¡Pero el perdón no era lo que ellos querían! (a pesar de que eso era la función del Templo). Ellos no querían tener que repensar su cosmovisión. Cosas así son las que conllevan a apedreamientos. Pero Dios ha colocado en Sión la verdadera piedra angular, de un valor incalculable para los que creen.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en NT/Tom Wright y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s