Carta de CS Lewis escrita pocos meses antes de morir

Grand Tetons

El dolor es algo terrible, ¿pero es necesario tener miedo también? ¿No puedes ver la muerte como un amigo y un libertador? Significa despojarse de ese cuerpo que la atormenta: es como quitarse una camisa de crin o salir de una mazmorra. ¿De qué hay que temer? Por mucho tiempo te has esforzado por llevar una vida cristiana. Has confesado tus pecados, los cuales han sido absueltos. ¿Acaso este mundo te ha tratado tan bien que le duele dejarlo? Hay mejores cosas por delante que cualquiera de las que dejamos atrás.

Recuerda que aunque luchamos contra las cosas porque les tenemos miedo, a menudo la cosa es al revés—nos da miedo porque luchamos. ¿Estás luchando, resistiendo? ¿No crees que el Señor te dice: “Paz, hija mía, paz. Relájate. Déjate caer. Debajo de ti están los brazos eternos. Déjate caer, yo te agarro. ¿Tan poco confías en mí?”

Claro, puede que este no sea el final. Entonces, que sea un buen ensayo.

De tu Jack, otro viajero que, al igual que tú, se acerca al final del viaje

Anuncios
Esta entrada fue publicada en C S Lewis y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s