Orando con los Salmos

Julio 11

Cuán bueno es darte gracias – Salmo 92:1-4

1¡Cuán bueno, Señor, es darte gracias y entonar, oh Altísimo, salmos a tu nombre; proclamar tu gran amor por la mañana, y tu fidelidad por la noche, al son del decacordio y de la lira; al son del arpa y del salterio! Tú, Señor, me llenas de alegría con tus maravillas; por eso alabaré jubiloso las obras de tus manos.

Dar las gracias a Dios no es un acto de cortesía que se ofrece de mala gana sino una exuberante explosión de alegría. No es una simple muestra de cortesía sino ponerse a cantar de la felicidad. Cada día ofrece nuevas oportunidades y formas frescas de ofrecer alabanza.

ORACIÓN: Querido Dios, voy a recibir la mañana como la salida de la luz de tu amor sobre mí. Voy a arrodillarme en la noche y recibir tu bendición. Entre ambos, usaré cada canción que me sé para llevar un canto de alabanza hacia ti. Amén.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Eugene H Peterson y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s