Extracto del comentario de Richard Hays sobre 1 Corintios

Sigo con mi fascinación por 1 Corintios. Algunos de los temas tratados en la carta no son muy pertinentes hoy en día (por ej., la carne sacrificada a los ídolos) pero muestran la importancia de entender el trasfondo histórico y social. Cuando uno lee el análisis tan detallado del texto original (en griego) de un experto del calibre de Hays, se da cuenta de lo complicado que es interpretar, o siquiera entender, lo que Pablo estaba afirmando. El asunto del pelo/cabeza descubierta tiene que ver (entre otras cosas) con la presencia de hasta miles de prostitutas “sagradas” en la ciudad, especialmente en el templo de Afrodita. Una mujer con cultura no andaría ni con la cabeza descubierta ni con el pelo suelto.      

Peinados y distinciones de género (11:2-16)

En el 11:2, Pablo parece estar respondiendo a algo que los corintios le han expresado en su carta: su lealtad a las tradiciones que Pablo les compartió. Sin embargo, parece que han apelado a la propia enseñanza de Pablo para abogar por ciertas prácticas que buscan borrar las distinciones entre hombres y mujeres en la adoración—prácticas que Pablo procede a desaprobar. Dado que sólo tenemos el lado de la “conversación” de Pablo, nos vemos obligados a adivinar lo que los corintios le estaban diciendo. Tal vez le habían escrito algo como lo siguiente:

<<Querido Pablo,

Te recordamos con cariño y quisiéramos poder verte de nuevo. Algunos de nosotros estamos tratando de mantener las tradiciones que nos enseñaste, como la tradición que aprendimos en nuestro bautismo en Cristo en el sentido de que ya no hay ninguna distinción entre hombres y mujeres [cfr. Gál. 3:27-28]. Estarás encantado de saber que, cuando nos reunimos para el culto, las mujeres de nuestra comunidad continúan desempeñando un papel igual al de los hombres, orando y profetizando libremente en el grupo bajo la inspiración del Espíritu, tal como lo hicieron cuando estabas aquí con nosotros. Pero ha surgido una disputa con respecto a un punto: algunas de las mujeres, actuando en la libertad y el poder del Espíritu, han comenzado a descubrir la cabeza y soltarse el pelo cuando profetizan, como señal de su libertad en Cristo. Algunos miembros de la comunidad que son más tímidos y conservadores se han opuesto a ello, considerando que es indecoroso y vergonzoso para la mujer soltarse el pelo en público. Sin embargo, la mayoría de nosotros creemos que seguramente aprobarías dicha práctica, ya que es un signo externo y visible de la verdad de la tradición que recibimos de ti.

Agradeceríamos mucho un comentario tuyo sobre este asunto con el fin de disipar cualquier duda al respecto. Seguimos siendo tus seguidores devotos,

La iglesia en Corinto>>

La respuesta de Pablo sin duda habrá tomado a los corintios por sorpresa. En vez de confirmar que las mujeres estaban en libertad para profetizar con el pelo suelto, les dice que deben mantener la disciplina que representa el hecho de cubrirse la cabeza. Su razonamiento es notoriamente difícil de entender, en parte porque no sabemos exactamente cómo interpretar algunos de los términos clave en el argumento y en parte debido a que la argumentación en sí es, desde cualquier punto de vista, fatigosa y complicada. En vista de la incertidumbre que rodea estas cuestiones, no es posible dar una interpretación definitiva del pasaje.

Sin embargo, sí es posible identificar algunas cosas que quedan claras de la argumentación de Pablo:

  1. Pablo apoya la libertad de las mujeres para orar y profetizar en la reunión; la única cuestión es qué tipo de tocado es apropiado para ellas a la hora de gozar de esa libertad.
  1. El orden patriarcal de los versículos 3 y 7-9 se encuentra en contrapunto con una visión de la interdependencia mutua de los hombres y las mujeres “en el Señor” (11-12).
  1. El pasaje no exige la subordinación de la mujer—aunque algunos de los argumentos de Pablo presuponen un orden jerárquico—sino una distinción simbólica entre los sexos.
  1. La preocupación principal [de Pablo] en el pasaje es que los corintios deben evitar avergonzar a la comunidad.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Richard Hays y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s