Entradas del blog de Tim Gombis sobre Apocalipsis – 2

Una crítica del Imperio, una advertencia a la Iglesia

En Reading Revelation Responsibly (Lectura Responsable del Apocalipsis), Michael Gorman resume de manera brillante la crítica que se hace en el Apocalipsis de la religión civil que sostiene el imperio:

El Apocalipsis es una crítica de la religión civil (primero, pero no únicamente, la religión civil romana), es decir, la sacralización del poder político, económico y militar secular a través de diversas mitologías y prácticas—credos y liturgias, podríamos decir—y la exigencia de lealtad a ese poder.

397px-Saint_John_on_Patmos

La religión civil está tan estrechamente ligada al poder que a menudo aparece en formas extremas en los imperios y en los estados parecidos a los imperios (por ejemplo, las superpotencias modernas), basadas en el supuesto de que la expansión y la victoria (en la guerra o en otras manifestaciones) son señales de la bendición y protección divinas, y en la creencia común de que Dios está del lado de los poderosos. Al mismo tiempo, sin embargo, la religión civil no es propiedad exclusiva de los imperios y las superpotencias, sino que también se encuentra en los que una vez fueron imperios, los que aspiran ser superpotencias, estados corrientes e incluso naciones pobres y en desarrollo. Parece que los seres humanos tienen la necesidad de atribuir un carácter sagrado, o por lo menos cuasi-sagrado, a los cuerpos políticos, sus gobernantes, y las acciones de entidades de esa índole. Un resultado trágico pero frecuente es la sacralización del propio pueblo, ya sea una nación, una raza o una tribu, y la demonización del otro. La religión de ese tipo produce una cultura de odio e incluso de violencia. Existen demasiados ejemplos de esto en los tiempos modernos (pág. 47-48).

Al final de esta sección, Gorman enfoca en la crítica del imperio como una advertencia a la iglesia que debe resistir las seducciones de la religión civil (pág. 56):

¿Es el Apocalipsis una crítica del imperio? Sí, pero eso no es su máxima función teo-política. El destino del imperio es seguro; lo que no es seguro es el destino de aquellos que participan actualmente en el culto del imperio. La crítica más importante es la crítica de la iglesia, y concretamente de su participación en la idolatría del culto imperial, la religión civil o nacional. ¿Se arrepentirán las iglesias? Para las iglesias, la pregunta principal que surge es: “¿Bestia o Cordero?”

Es imposible leer Gorman sin sentir el poder del Apocalipsis en lo que a la iglesia norteamericana contemporánea se refiere—no como un objeto de fascinación y especulación, sino como una urgente advertencia profética.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Michael J Gorman, Tim Gombis y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s