El concepto de “género”

El concepto de “género” – “En las artes, cada una de las distintas categorías o clases en que se pueden ordenar las obras según rasgos comunes de forma y de contenido.” Real Academia Española.

Al leer diferentes partes de la Biblia, hay que entender de cuál género se trata. Génesis, Isaías, Mateo, Efesios–en cuanto a forma y contenido todos son muy diferentes entre sí y es obligación del lector tener eso presente a la hora de leer e interpretarlos. Michael W. Pahl dice lo siguiente al respecto en su libro The Beginning and the End: Rereading Genesis’s Stories and Revelation’s Visions.

“…género es como un acuerdo tácito entre el autor y el lector de un texto. El género proporciona un marco, pautas convencionales o limitaciones para la creación y comprensión del texto. El autor de un texto echará mano a una variedad de medios para indicar el género: nada explícito, sino más bien implícito, palabras o frases características o tópicos o temas, el estilo de la pieza o su extensión o estructura. Una vez que uno reconozca el género—ya sea intuitivamente o mediante un cuidadoso examen—estará mejor preparado para interpretar el texto, para discernir cualquier verdad, bondad o belleza que el texto pueda transmitirle.

Por lo tanto, … uno interpretará un libro de texto de historia de manera diferente que una novela histórica, aunque hablen de la misma situación histórica. Uno leerá el editorial de un periódico de forma diferente que una noticia en primera plana, incluso si hablan del mismo tema. Un soneto de Shakespeare le dejará a uno una impresión muy diferente que el manual de un vehículo, aunque realmente ame el carro en cuestión. Y entenderá y experimentará la verdad de un libro de cocina de manera muy diferente de lo que sería la verdad de un libro de texto de química, aunque describan los mismos procesos químicos.

Todo texto funciona hasta cierto punto dentro de géneros establecidos. Esto es tan cierto de los textos antiguos como los modernos, y de los textos sagrados como los textos seculares. Sin por lo menos cierta comprensión del género de un texto, corremos el riesgo de malinterpretar o tergiversarlo—a veces bastante.”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s